Miel de Girasol

Miel de tono anaranjado-ámbar brillante de intenso sabor agradable al paladar y aroma floral con tiznes oleosos. Poseedora de una cremosa textura característica, fruto de su procedencia de una rica flora montana bañada en su mayoría por la exquisitez de los girasoles cultivados en las numerosas tierras de labranza que rodean al Parque Natural del “Alto Tajo”. Leer ficha completa

  • Extendida sobre una tostada recién horneada de pan de espelta acompañada de queso fresco, se convierte en un sabroso manjar que además de potenciar los sabores naturales, aporta una importante dosis de calcio al conjunto.